Verano del 79

Mis viejos tenían un piso en un pueblo a pocos quilómetros de Barcelona, La Palma de Cervelló, donde pasábamos los veranos y los fines de semana como hacían antes muchas familias.
En aquellos años, los fines de semana Barcelona se quedaba como un cementerio.

Recuerdo ese verano porque en la tele ponían la serie de “Los Cinco”
Mi hermana y yo conocimos a unos críos del pueblo, los hermanos Barón.
El Ramonet tenía mi edad, 8 años, la Rosa 9 y el pequeño, el Estevet 6 Más tarde tuvieron otro hermano, el Miqueló.
Recuerdo que fue entonces porque nos pasamos medio verano jugando a ser “Los Cinco”.

También fue el verano de “con ocho basta”, de “los ángeles de Charlie” y de mis primero pitillos. Pero esa es otra historia.

Los hermanos Barón tenían las bicis más cutres de todo el pueblo porque sus padres son unos tacaños de cuidao.
En cambio mi viejo, ese verano me compró (supongo que a algún gitanito del polígono donde curraba, negociante que era el tio) toda una Rabasa Panther, un peazo de bici de cross, con marchas y toa la pesca.
El Ramón y el Estevet estaban como locos con la bici, y nos íbamos a hacer cross y a conseguirnos algún que otro disloque a los campos de motocross que había en el bosque.
Con los años nos fuimos haciendo amigos inseparables durante los tres meses de vacaciones del cole y los fines de semana.
Los sábados, a las nueve de la mañana ya estaban ahí los tres con las bicis y los bocatas. Los domingos un poco más tarde porque sus padres les obligaban a ir a misa. El Estevet era incluso monaguillo. Siempre agradeceré a mis padres que no me lo hicieran a mí.

Recuerdo que a pesar de ser unos sardinas el Ramón y el Estevet tenían una fuerza descomunal. Bueno, a lo mejor no lo era tanto pero a mí me lo parecía porque de crío era más bien flojucho.
El Ramonet decía que eso era de ayudar a su padre porque de mayores querían ser fontaneros como él.

Como a todas las pandas de amigos, los años nos separaron, a los catorce años dejé de subir tan a menudo a La Palma y finalmente dejamos de vernos.

De eso hace ya veinte años.

Por lo visto cumplieron su objetivo de ser fontaneros.
Me lo ha contado el Ramonet, que hoy le he visto de casualidad y también me ha dicho que su hermano se mató hace tres años en la N-340.

A él le dedico estos recuerdos.

Anuncios

~ por nubus en Martes 8 agosto 2006.

6 comentarios to “Verano del 79”

  1. Esto es demasiado nostalgico para mi estado de animo actual…nubus no me pongas tristeeee

  2. [ ]

    Abrazos desde la Crypta >: )

  3. Yo también leía a los cinco y jugaba con mis primos a ser ellos…Qué recuerdos. Qué nostalgia! Se nota que somos de la misma quinta. Tus palabras también me han recordado a la peli “Stand by me”.
    …Ese River Phoenix (en la peli) viviendo una aventura con sus amigos y perdiendo la vida a los 23…y está vez NO en la ficción…
    Cualquier tiempo pasado fue mejor?No se, pero siempre acabamos recordando viejos tiempos, no? Ahora los veranos apestan 😦

  4. Y cómo apestan! que acabe hoy!!

  5. Que triste, en serio, super triste. A mi me pasó algo parecido con un amigo que se fue a tus pagos, a Valencia. Eramos inseparables y poco a poco por cambios de domicilio o de teléfono le perdí contacto, es una pena…
    Saludos y suerte !
    Raymon

  6. Se me ha puesto la piel de gallina 😦 Ains…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: