La golondrina, la mierda de vaca y el gato traisionero

•Jueves 7 octubre 2010 • 3 comentarios

Buenos días hermanos míos en la fe.
He pensado que para empesar el día con cara de buena persona, nada mejor que orientaros en vuestro largo caminar por la senda de la vida contándoos una alecsionadora fábula sobre la amistad, el cariño y, por qué no desirlo, la cacota. Prestad atensión, amiguitos, y vosotros también que estáis en vuestras casas:

Una bandada de golondrinas estaba migrando a aires más cálidos, puesto que llegaba el invierno. Pero una de ellas, toda chula y ufana, se quedó en el sofá fumándose un flai y tomándose un güisqui. Sus amiguitos le desían: “Levanta el culo, y tira parriba, que te va a pillar la rasca y se te van a congelar las alas” a lo que la golondrina respondía: “anda, iros a tomar por saco, que voy toa siega. cuando me baje la pájara ya sus pillaré”. Así, la golondrina se quedó en el sofá con el medio jamacuco y cuando despertó, con un resacón de la leche, exclamó: “Otia puta! que me he sobao!” Y echó a volar, sin ni siquiera pintarse, esperando que sus amiguitos se hubieran parado en el putiferio aquel que había por Marrakech, donde ya empesaba a haser calorsillo, y ahí les alcansaría seguro pues era parada obligatoria, que había ahí unas pájaras que quitaban el hipo y hasta el dolor de juanetes.
Pero… Ah, insensata! Con to el sebollón se había columpiao demasiado y fuera hacía un frío de la jostia, conque tal como dijeron sus amiguitas sus alas se empesaron a entumeser. Cada ves le costaba más mover las alas! Perdía altura! Poooobre golondrina! Adonde le habían llevado las drongas sino a una muerte segura! La golondrina cayó finalmente al suelo donde pansa arriba esperó pasientemente la muerte. bueno, pasientemente no, que se había dejado el chinolo ful con las prisas y llevaba una asfísia que no te digo ná.
A punto estaba de morir cuando una vaca que pasaba por ahí, sin reparar en la moribunda golondrina plantó un peaso tordo, vulgarmente cacho mierda, que sepultó a la golondrina. Con el calorsillo de la hes, la golondrina se sintió revivir y tal fue su euforia por haber burlado a la parca que esultante de felisidad empesó a cantar como sólo las aves saben haserlo: “pirripipí pirripipí, qué de puta madre se está aquí!” Pero hete aquí que un gato, atraído por los cantos de la golondrina, se asercó al truño, la miró con ojos tiernos, la cogió dulsemente con sus patitas, la sacó del mierdón, la lavó con cariño… y se la comió!
Esta fábula no tiene una moraleja, sino tres:

-No todo el que se caga en tí te querrá mal
-No todo el mundo que te saca de una mierda va a ser tu amigo
-Si estás a gusto entre la mierda… cállate.

Cagüenlaputaqueparió…

•Lunes 27 julio 2009 • 11 comentarios

…a los que llevan el coche como si estuviesen jugando al Need For Speed.

Me entero anteayer de que el jueves pasado el administrador de mi querido (y único) foro “ángeles caídos” (ver blogroll) sufrió un accidente bastante grave cuando corría por su barrio.

Por qué corría? Huía de la pasma? le perseguía el sastre?

NO! Sólo hacía footing. Sólo intentaba cuidarse un poco, a sus treintaypocos.
Bien por él, aunque el cuidarse casi resultó más letal que el fumar.

Por lo visto al cruzar una calle un coche que iba demasiado rápido (no sabemos cómo de rápido) le metió un viaje en el que acabó con no sé cuántas costillas rotas y fractura de cráneo.

Afortunadamente, pasadas las horas críticas parece que va respondiendo lenta pero favorablemente, aunque hasta que no abra los ojos y pida un cocidito madrileño voy (vamos) a estar con un nudo en las tripas.

Puestos a reflexionar, y para seguir en mi línea de puto amargao, aprovecho para hacer chanza acerca de los conductores que ponen el grito en el cielo cuando les obligan a circular a 30 por hora en las calles interiores de los barrios de Barcelona (al menos que yo sepa), a 50 en las vías anchas y a 80 en las autovías.

No os gusta que os levanten el piececito del acelerador? Pues vendeos el puto coche, manga de gilipollas, así al menos sacaréis algo de pasta para haceros un injertito de virilidad, que por lo visto es lo que intentáis suplir llevando el puto coche como gorilas en celo rebozados en testosterona.
Tenéis prisa? Salid antes.
Tenéis MUCHA prisa? Salid MUCHO antes.
Os queréis matar? Os podría sugerir métodos más indoloros para vosotros y para los demás.
Os gusta la velocidad? pues os vais al puto dragon khan y os dais vueltecitas hasta que la inercia os mande el ojete a la boca por vía endogástrica.

Pero por favor, revisad el barrio sésamo:
30 significa treinta. Hay una agujita que lo marca claramente.

Supongo que si algún conductor que responda al perfil arriba citado (suponiendo que no sea iletrado además de anumérico) querrá hacer un comentario.

En serio, os lo podéis ahorrar si queréis evitar parecer más basura cuadrúpeda e indocumentada de lo que ya sois.

La misma noche, casualmente, yendo a por tabaco, un motorista (con su moto, obviamente) salió de entre dos coches dispuesto a saltarse el semáforo (fíjate tú, además de iletrado, anumérico y gilipollas, daltónico. Quién da más?) y me fue de medio metro.
Por suerte sólo me dio en el codo con un espejo, de lo que únicamente conservo una costra que desaparecerá y yo tan feliz.

Veremos cómo le va a Jesús, mi amiguete, cuando abra los ojitos.

Un abrazo, nen! Abre los ojos que madrid es menos interesante si no tengo buenos amigos andando por ahí.

Perdonen que se lo diga, pero no me creo ná…

•Miércoles 15 julio 2009 • 6 comentarios

Ya es conocido por todos el arrojo -para unos- y la jeta -para otros- que le echó el tal Enric Duran a su particular campaña de desprestigio contra el sistema financiero y la arbitrariedad en la concesión de préstamos por parte de las entidades bancarias.

No es ni mucho menos un secreto que media españa anda a vueltas con hipotecas desorbitadas concedidas de manera insensata.
Reflexionando un poco, en el sentido lineal en el que reflexionamos los cuasi legos en materia financiera, puedo llegar a explicarme que el motivo de esta hecatombe pecuniaria obedece no tanto a la mala fe (que la hay, estamos hablando de usura y de letra pequeña) como a la estupidez de un país de quieroynopuedos como es este, mi “querida” españa, esta españa tuya, esta españa nuestra, que ha basado la concesión de créditos y sobre todo hipotecas a largo término en la presunción de que (bigotitos dixit) “españa va bien” y suponiendo que “seguirá yendo bien”.

La flexibilización de los contratos indefinidos, lo que antes llamábamos “fijos”, llevó a un enmascaramiento de la precariedad laboral que hasta los mismos bancos se creyeron.
Todos los currantes estaban fijos, y además, con la inserción de la mujer en el mundo laboral, mejor se lo ponían. Dos nóminas para soportar una hipoteca (dentro de un mismo ámbito doméstico, se entiende) y un aval. Qué más querían?

Pues nada, que al final españa no iba tan bien y ahora va fatal. Sorpresa? igual para unos cuantos.

El caso de Enric Duran, a mi modo de entender, está mal planteado desde su misma base o bien está hecho a mala leche usando un concepto profundamente demagógico: “Cualquiera puede tener un préstamo y voy a demostrar que esto ha hundido al país”.

La premisa en sí tiene su sentido, es más, la comparto. Con matices pero la comparto.
Pero lo que desmonta la teoría es el haber falsificado documentos (nóminas, empresas fantasmas, impuestos de sociedades inexistentes…) para hacer creer a las entidades que el muchachuelo este podía permitirse pagar un préstamo.
Entonces, si los bancos daban préstamos a quien los solicitase, ¿por qué falsear una documentación que te otorgará un poder adquisitivo que no tienes, sin el cual lo tienes crudo para obtener un crédito?

No defiendo a los bancos, que San Pablo Miki me libre de ello, pero tampoco puedo defender y mucho menos creer a pies juntillas que “Robin Bank” ha actuado de forma transparente, que es la única forma de demostrar la incompetencia de un sistema monetario tan sobrevalorado como el nuestro.

Que no se ha quedado el dinero… ya, vale. No todo.
Que lo ha donado a oenegés, que ha sacado 200.000 ejemplares de un panfleto… que sí, que vale.

Pero huir? Para qué? Revolucionario pero no tonto? Va a ser eso.
Y por qué ha vuelto? Quizá porque sabe que el encarcelamiento por impago de facturas no es constitucional?
Rana le salió el invento a nuestro justiciero del tippex y la fotocopiadora, ya que lo que hubiese podido ser impago de facturas se ha convertido en estafa en toda regla, al aportar documentación falsa de manera premeditada.
El resultado: Prisión sin fianza primero y 50.000 euros de fianza 65 días más tarde.

Una chapuza, cojones. Una manera de forzar una situación con unos elementos sin los cuales el proyecto hubiese hecho aguas instantáneamente.

Eso no es todo.
El mes pasado (junio de 2009) Ediciones B publica un libro escrito por el mismo Duran en el que cuenta su odisea del recorta, pega y fotocopia y nos da consejos de Txumari Alfaro para vivir sin bancos.

Pero esta vez es ediciones B!
No es una autopublicación, un fanzine caro o una edición de inversión compartida con una editorialucha de tres al cuarto. Es la misma ediciones B quien lo edita y, por supuesto, a precio de ediciones B.
Qué risa ver que una editorial con tantos bancos detrás publica un decálogo para hacerlos volar en pedazos! (máxime viendo que “El Periódico” está llenito de publicidad de entidades bancarias).
Y qué hipocresía la de Duran al dejarse publicar su recetario por una editorial que va a pagar su producción… mediante bancos!
Pólizas de crédito, líneas de descuento… Hay alguien que se crea que ediciones B no tiene ninguno de estos productos de crédito?
Si alguien cercano a la editorial puede desmentirlo, que lo haga, pero mientras seguiré pensando que funcionan con bancos, como todas y cada una de las putas empresas, grandes o pequeñas, de este país (y de los demás).

Me recuerda tanto al caso del Dioni que casi diría que son padre e hijo.

El señor Dionisio se astilló 298 millones de pesetas, de los cuales “desaparecieron” sin dejar rastro 170. Se piró al Brasil, se puso una peluca y escribió un libro tras cumplir ni dos años de prisión y ahora se pasea con toda su jeta (arreglada, por lo visto le sobró parné para operarse el estrabismo) por lo más granado de la carroña televisiva.

Si el del Dioni no es un golpe perfecto, que baje dios y lo vea.

Para mí que el tal Duran es un espabilao que sabe que si la lía esgrimiendo argumentos anti-sistema (diosssss, expresión estúpida, cabreante, argggh!) y anti-capitalista tendrá a buen seguro una nutrida legión de adeptos, a saber “antisistemas” a los que les han faltado huevos e ideas a partes iguales para liarla y currantillos acogotados por los bancos (la hipoteca la pedisteis vosotros, majos, el banco sólo se ha aprovechado de vosotros como buenos usureros que son).

Así, el muyayo nos suelta una serie de entelequias económicas de derrocamiento de la banca que sobre el papel quedan muy bonitas, muy de “justicia poética”, pero que en la práctica son, por mucho que nos pese, ilusiones de chavalillo que aún cree en aquello de “to er mundo é güeno”.

¿Cuál será el futuro de Duran?
¿Publicará su libro, recogerá sus beneficios y no se sabrá más de él?
¿Entrará en política y cambiará la camiseta de G20=KK por una corbatica de bonito color pastel?
¿Será -y eso lo veo muy poco probable- el instaurador de un nuevo orden económico a nivel mundial?
¿Es un chorizo?
¿Un espabilao?
¿Un justiciero de corazón puro?
¿Un papanatas que tiene la suerte de que haya quien traga con lo que dice?

Más preguntas:

¿Cuánto tardará Pepe, El del Popular en sacar un libro?
¿Y el solitario?
¿Nadie ha pensado que dinamitar el sistema económico puede comportar tal hecatombe que si a esto llamamos crisis a lo que pasaría le podríamos llamar, lisa y llanamente, HAMBRE?
¿Es que no sabe la gente que los bancos son como los chorizos? Van en ristra. Fríes uno y detrás hay diez o doce.

Llamadme desencantado, insolidario, escéptico, gilipollas… Pero los héroes ya no existen. Nadie se preocupa por nadie, y cuando uno lo hace no sale en lo periódicos hasta que la palma en el intento.

Por algo será.

Megamosqueo con ANTENA 3. Plagio? Casualidad?

•Viernes 17 abril 2009 • 10 comentarios

Vamos a jugar a un juego.

¿Os acordáis de las revistas de pasatiempos en las que venían unas viñetas duplicadas con sensibles diferencias que había que descubrir?
Sería por eso que una mente preclara las bautizó como “busca las diferencias”.

Bien, pues ahora vamos a jugar a lo mismo pero con similitudes.
Ved estas dos imágenes:

a help call

Esta primera corresponde a una ilustración que hice para mi amiguete Mondocanibal, que sirvió de portada para un relato de terror que publicó en PDF.
Podéis leerlo aquí.

Y aquí, la segunda:

caza

Pertenece a los créditos iniciales de una serie que se emitió en Antena 3 a mediados del año pasado (2008).

Bien, pues vamos a buscar las similitudes:

1- Colores: Ambos diseños están realizados en colores cálidos, concretamente naranjas-ocres.

2- Ambientación: Sórdida, fondo con efecto corroído.

3- Personaje: Una sombra misteriosa e inquietante. Incluso podemos ver que la postura es casi la misma.

4- Tipografía del título: Ambas comparten un estilo similar de tipografía, estilo que los diseñadores llamamos “framed” o “cameo”, características porque aparecen algunos caracteres enmarcados, con los colores invertidos.

Podríamos decir que estoy algo paranóico, asegurar que todo es fruto de la casualidad de no ser por dos detalles importantísimos:

1- La ilustración que cedí a Mondocanibal fue realizada dos años antes del estreno de la serie.

2- Al mismo tiempo fue publicada en internet en mi cuenta de DEVIANTART, la que por cierto tengo taaan olvidada, y además también fue propuesta pocas semanas antes como portada para la novela online APOCALIPSIS ZOMBIE en el foro paralelo al blog. Podéis comprobarlo aquí, en la respuesta #43.

Debo aclarar que Mundocadaver y Mondocanibal no son la misma persona y doy fe de que SÍ es fruto de la casualidad que ambos escribiesen un relato de zombies con nicks parecidos.

Puesto que sí es cierto que en un blog pueden modificarse las fechas de las entradas, pero no en DeviantArt (que yo sepa) y mucho menos en un foro, puedo asegurar que fui el primero en realizar la portada.

Entonces… ¿Qué debo pensar? ¿Qué debo hacer?
¿Debo sentirme halagado?
¿Debo cagarme en todos los muertos del diseñador que COBRANDO ha realizado la careta de la serie por andar rebuscando INTENCIONADAMENTE en internet, máxime en un espacio web para artistas, esperando encontrar la inspiración perdida?
¿Debo enviar un enlace con esta misma entrada a quien proceda en Antena 3 y pedir las explicaciones pertinentes?
¿Debo buscarme un abogado?
¿Qué?

Mucho se ha hablado de un incidente similar, esa vez sin mala fe, entre Peter Psych y yo, que afortunadamente acabó en final feliz.
Personalmente pienso que este caso que me ocupa, de no ser debido a una espectacular serendipia, es muy distinto puesto que hay unas implicaciones profesionales que además llegaron a puerto.

Hay que decir que mi imagen no está registrada en la propiedad intelectual ya que fue cedida sin compromiso alguno a Mondocanibal, de forma totalmente altruista.

No sé si esto seguirá adelante. No sé si vosotros, los pocos que pasáis por aquí veréis las mismas similitudes o es que yo lo estoy viendo con “ojos de padre”.

¿Qué opináis?

La hipocresía con lacito queda más mona.

•Viernes 17 abril 2009 • 6 comentarios

Ahora resulta que la Conferencia Episcopal promovió los lacitos de color blanco como símbolo de amor a la vida, de rechazo al feticidio, en un acto de hipocresía sin parangón.

No es que vaya a soltar una diatriba acerca de lo ético o antiético del aborto puesto que aún teniendo opinión debo mirar el tema un poco desde fuera ya que como jamás pariré, ni abortaré, ni tendré depresiones post-parto, ni post-aborto, ni sabré lo grande que es ignorar el dolor para traer un hijo/a al mundo, pues mejor me callo con el temita.

Así pues, una opinión al respecto quedaría tan hipócrita como la postura de la Iglesia.
Tan hipócrita como las afirmaciones del Paparina Ratzinger acerca del condón y el sida.
No debería hacer falta recordar un comentario que ha dado la vuelta al mundo, pero como soy tan enrrrrrollao, ahí va: “El preservativo es completamente inútil para prevenir el contagio de sida. Es más, lo empeora”.
Y esto, si lo hubiese dicho sentadito en su poltrona, en su micro-estado de capellanes mafiosos, caraduras, mentirosos e hipócritas (valga la redundancia), pues mira, uno pensaría “mira, el yayo chochea. Tú ni caso”.
Pero es que el muy hijo de puta lo suelta nada menos que en un viaje a África, el continente más castigado por la enfermedad.
De verdad, hay que ser muy, pero que muy cínico e hijo de puta.

Además el lacito blanco ya se estiló cuando había que reclamar la paz en el mundo, aunque después cambiásemos de canal cuando las imágenes de guerra y hambre nos hacían sentir culpables por estarnos comiendo un filete en la paz y armonía familiar.

Pero claro, lacitos hay de todos los colores.
Rojos para el sida, verdes para el cáncer en general, amarillos para el de próstata en particular, rosas para el de mama, azules contra el terrorismo, violetas para “seguro que hay algo”…
Un solidario de postal debe tener un perchero sólo para tener los lacitos ad hoc para cada ocasión.

Veamos un ejemplo:

- Cariño, crees que el lacito rojo sienta bien para la corbata azul?
– Uy, no, para nada. Así parecerá que eres solidario con el Barça.
– También es verdad… Poca falta les hace…
– Si te pones la camisa blanca el lacito azul oscuro te quedará bien.
– Pero cariño, que hoy es el día mundial del sida, y el azul es contra el terrorismo!
– Y qué quieres? ir con la corbata Naranja, el lacito rojo y el traje gris? Parecerás el Carrascal! No seas hortera!
– Pues ya me dirás…
– Nada, nada, el azul. No pienso salir de casa contigo si vas dando el cante.
– Jo, pero es que el azul no pega, hace tiempo que la ETA no se carga a nadie.
– Pues ponte el negro, que combina con todo.
– Pero si no se ha muerto nadie.
– Anda que no! Piensa un poco: Si te pones el negro te muestras solidario con las personas que mueren de sida, de hambre, en la guerra, en atentados terroristas, por el cáncer de próstata, por el de mama, por el de pulmón, por ablación de clítoris y por la gripe caballuna.
– Pero… Es que todo eso tiene su propio color.
– Ya, pero es que son colores más alegres. Esos mejor para el verano.
– También es verdad. Me pongo el negro y santas pascuas.
– Pues venga, apúrate que si llegamos tarde nos quedaremos sin ostras, y una cena benéfica no se hace todos los días.
– Vale. Has cerrado el gas?
– Sí.
– Y las botellas? las has separado para reciclar?
– Uy, no! Tendré que ponerme un lacito verde para acordarme!
– Ese no es el del cáncer?
– Sí. Bueno, es igual. Total, casi nadie recicla…
– Venga, vámonos, que tienes razón. Aún nos quedaremos sin ostras.

¿Y la moda de las pulseritas de goma?
¿no se suponía que eran porque el ciclista aquel tenía cáncer de nosequé?
¿Y de qué tienen cáncer los niñatos de High School Musical? Porque de esas también he visto…

Pitillos, lápices y la madre que parió al teléfono.

•Lunes 26 enero 2009 • 16 comentarios

La verdad, yo no sé a otros fumadores, pero a mí la ley antitabaco de Enero de 2006 según la cual quedó estrictamente prohibido fumar en los centros de trabajo me puso en un aprieto más o menos serio.

De tantas veces que he intentado dejar de fumar he terminado por darme cuenta de que más que una adicción puramente química -que también hay de eso, y mucho- mi rutina de fumador se rige por una serie de actos cotidianos que el paso del tiempo ha convertido en mecánicos, desde la mano que busca sola el paquete de tabaco en la mesilla de noche cuando suena el despertador hasta sacar el piti en las escaleras mecánicas del metro, por decir algo.

Pero si algo he llegado a echar en falta de verdad es fumar mientras hablo por teléfono. Era como si estuviese adiestrado para ello. Igual que se enseña a los perritos a asociar un sonido con una orden, el timbre del teléfono me hacía sacar un pitillo de forma automática.

Cuando la prohibición entró en vigor no sabía qué hacer cuando sonaba el teléfono. Probé los más variados sustitutos sin éxito: caramelos, juguetear con la barba -la mía-, tamborilear con un boli… Nada parecía funcionar.

Pero un día empecé a emborronar una hoja con dibujillos y por fin encontré algo que me distraía lo bastante la atención como para hablar por teléfono y estar haciendo otra cosa al mismo tiempo.

La inmensa mayoría de estos dibujos acaba traspapelado en pilas de impresos, notas o directamente en la papelera. Pero hoy he rescatado un par de ellos.

 

1

2

Lo que pasa es que a veces me asalta el terrible pensamiento de que también soy incapaz de dibujar sin un sigarro en la mano izquierda… pero en esa tengo el teléfono… y en la ofi no se puede fumar!

Qué sinvivir, qué desazón!

Me voy a fumar un piti a la calle.

•Viernes 28 noviembre 2008 • 17 comentarios

lula

LULA

15 de enero de 1998 – 28 de noviembre de 2008

Bon viatge, peluda.

Mai t’oblidaré.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.